Ángel Montoya
Últimas noticias

17 ene. 2013

Home » , , » Los One-box-men no tienen tiempo de tomar Pisco

Los One-box-men no tienen tiempo de tomar Pisco


La 2ª y 3ª etapa del Dakar transcurrieron en Pisco, cuna del famoso brandy. El pisco, lejos de unir a Perú y Chile, los aleja en una triste batalla comercial y ególatra. Pese a reconocer a regañadientes los chilenos que el pisco nació de las uvas pisqueñas, se niegan a reconocer el pisco peruano, siendo obligatorio que aparezca en las etiquetas como “licor de uva” o “aguardiente de uva” en lugar de como pisco peruano….y lo mismo hacen los peruanos con el chileno. ¿Os imagináis obligar al resto del mundo a vendernos sus vinos como “licor de uva fermentada Malbec”?

Pataletas aparte, la verdad es que el pisco es una delicia. El cóctel estrella es el pisco sour, combinado con limón, clara de huevo, hielo, azúcar y amargo de angostura, os engañará con su dulce sabor y os dejará unas resacas considerables si abusáis.




La otrora joya colonial pisqueña se encuentra ahora en plena reconstrucción. Toda la costa es una gran falla sísmica y los terremotos asolan esta tierra a diario. A veces se pasan cuatro pueblos, como en el 2007 donde sufrieron 3 largos minutos un sismo de grado 8…casi ná. El temblor derrumbó la ciudad. Murieron casi mil personas (la mala suerte hizo que coincidiese con la misa de las 6 y la iglesia se vino abajo con cientos de personas dentro) y acabó con la mayoría de los monumentos coloniales.

El desastre
El desastre fue tan grande que Pisco recibió millones de euros de ayuda internacional, dinero que fue diligentemente expoliado por las autoridades incompetentes. Cansados de tanta corrupción, los organismos se fueron, los fondos se interrumpieron y el pueblo que tanto lo necesitaba se quedó a dos velas. Hoy Pisco vive miserablemente rodeado de ruinas, ladrillos vistos y andamios sin que la economía se haya recuperado del desastre todavía. Tanta tragedia hace que sea una ciudad peligrosa y corrupta. Está llenita de pequeños tuc-tuc, mototaxis de 3 ruedas tuneados hasta el delirio (los hay que parecen naves espaciales, discotecas, batman, un rancho mexicano)…la prisa, la noche y la inseguridad me impidieron dedicarles el reportaje fotográfico que se merecen).


Sentido del humor no les falta, pé compadre

Como no había muchas opciones hoteleras por el Dakar y nos quedamos en uno del centro, junto a una favela, donde a lo largo de la noche escuchamos varias peleas, bastantes personas hechas polvo tiradas en la calle y un sinfín de música horrible a todo volumen…y todo por 100 soles sin desayuno, parking ni agua caliente.

Tanta mala onda se vio compensada por mi amigo Rogério Oliveira y su ansiada pulserita azul para entrar al campamento como si fuese del equipo Avante Jean Azevedo. Rogério cumplió su palabra y me consiguió algo que es extremadamente difícil: acceso total con derecho a comida. ¡¡Gracias compadre!!

Rogério a la izquierda y el equipo Avante con Jean a la derecha y Geraldo en el centro

Me acompañó pacientemente por el campamento presentándome a algunos pilotos y mostrándome los pormenores del Dakar. Almorzamos con el equipo Gas-Gas (le eché algo de jeta al presentarme y sentarme con ellos porque Rogerio es un caballero y no hace esas cosas J), echamos unas risas con la impresionante campeona catalana Laia Sanz y sus colegas del equipo, vimos la llegada del príncipe qatarí a sus boxes y como antes de poner un pie en tierra ya tenía unas 10 personas esperando para lamerle el culo con diligencia. También nos hicimos fotos con el campeón del equipo Honda, las motos KTM, las Yamaha…en fin, como un crío chico en un parque de atracciones. Bendita paciencia la de Rogério.

Los simpatiquísimos pilotos de Gas-gas, con la impresionante Laia
Lo mejor del día no fueron los pilotos y el deslumbre de los boxes. Lo mejor resultó ser Geraldo, el mecánico del equipo de Rogério. Geraldo resultó ser un filósofo, un pastor de las motos. Me ilustró con su teoría de la satisfacción de los pilotos y de cómo el miedo y la autoconfianza son tan importantes o más que la preparación técnica y física. Bien vale un post aparte.


Con su cigarro y su sonrisa miope me explicó que la diferencia entre un Piloto y un piloto se aprecia cuando tras haberte caído y perdido 4 veces, cuando ya no te quedan fuerzas para levantar por enésima vez la moto y sabes que se te hará de noche antes de llegar, en ese momento un piloto desistirá por la presión, apretará el botón de emergencia y esperará a que los del rescate le traigan la toalla que arrojó. En cambio un Piloto se sentará, se calmará tras patear la arena y por último se dará otra oportunidad…y llegará a la meta cuando tenga que llegar.

El campeón del equipo Honda

El Dakar es una máquina de hacer dinero. Cada piloto paga más de 10.000€. Cada mecánico o miembro del equipo 9.000€. El merchandising, la promoción turística, los royalties, los egos inflamados de algunos príncipes que se fotografían con 2.11 metros, siendo que miden 1.76, para aparecer en los carteles más altos que su compañero de equipo… todo eso contrasta con los one-box-men.

No te digo ná y te lo digo tó...
Estos son los héroes de este post: pilotos sin recursos ni mecánicos de apoyo. Tipos duros que tras llegar a la meta por la noche, se ponen a arreglar sus motos para partir a las 6 mañana del día siguiente. Estos Pilotos no ganan etapas, se quedan el 57º de la general. No tienen exigentes patrocinadores que contentar. Lo hacen por ellos mismos, para demostrase que pueden completar un Dakar a base de constancia y gónadas. Decía Geraldo que estos son los más felices cuando llegan a la meta aunque sea en 85ª posición. Irónicamente del 5º  al 30º suelen estar frustrados y estresados pensando que al día siguiente tienen que mejorar su marca, que parece lo único que existe. Mi compi Jean no estaba muy feliz ese día porque había quedado “apenas” entre los 30.

Un Piloto que llega a la meta. al fondo se ve a la gente que jalea a los pilotos que van llegando
Mientras Jean descansa, Rogério va al stand de la organización a ver las clasificaciones de la etapa online

Pero queda algo de espíritu africano bajo los focos y los flashes. La organización siente algo de lástima por los one-box-men y les reserva el área del campamento más cercana a las duchas y el restaurante para sus tiendas del Decathlon. También les da una caja de 2 metros cuadrados para que dejen su equipo y sea transportado gratis hasta la meta. Además disponen de la orientación de un mecánico veterano que les asesore entre linternas para arreglar sus motos por la noche.



 Los profesionales tienen caravanas enormes con agua caliente y cama. Cuando llegan exhaustos tras la carrera dejan sus vehículos a los entregados mecánicos y ellos se van a descansar. Todo un reflejo del mundo actual!

Mecánicos, masages, buenos boxes...hay clases y clases

Bueno, ya vale de rollo por hoy. Si sois buenos y me dejáis algún comentario, en la próxima os contaré lo que se siente al rodar con los pilotos y que te confundan con uno de ellos durante un par de horas.

Ángel Montoya
Share this article :

3 comentarios:

  1. Congratulations Angel!! Great story my friend, thanks for sharing! - Kamilla

    ResponderEliminar
  2. thanks you, Kamilla. I still have your book with me!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este blog. Soy un apasionado del Dakar y me gusta tu punto de vista de la carrera.

    ResponderEliminar

 
Copyright © 2013. Peregrinos al Rally Dakar: Los One-box-men no tienen tiempo de tomar Pisco . All Rights Reserved
Company Info | Contact us | Privacy policy | Term of use | Widget | Advertise with Us | Site map
Plantilla creada por www.mundoenmoto.com